Firma la Demanda Ciudadana por Otra Cuba

tension lia

tension lia

miércoles, 4 de abril de 2012

EN TORNO A LOS JÓVENES, LA MUESTRA Y EL AUDIOVISUAL CUBANO...

Pensando en mi generación concluyo que incluso si estamos distanciados, si sentimos que solo nos debemos a un reducido grupo, y sobre todo si somos diferentes unos de otros, debemos por eso mismo unirnos. Esto es lo más inteligente. Creo que todos podemos ver que este suceso no es solo asunto de los que íbamos a reunirnos a ver el documental en el Cine Chaplin, pues si bien no es de interés de todos los jóvenes cineastas y su público el tema específico de Despertar, sí es de interés (y preocupación) general que prohíban que los documentales se pongan…

Es solo cuestión de lógica.

Cuando los nazis vinieron por los comunistas / me quedé callado; / yo no era comunista. / Cuando encerraron a los socialdemócratas / permanecí en silencio; / yo no era socialdemócrata. / Cuando llegaron por los sindicalistas / no dije nada; / yo no era sindicalista. / Cuando vinieron por los judíos / No pronuncié palabra; / yo no era judío. / Cuando vinieron por mí / no quedaba nadie para decir algo.

Martin Niemöller

De eso se trata: defender el derecho del otro para asegurar el mío. Al menos por esto debe verse aludido nuestro egoísmo/individualidad generacional.

Textos del debate generado entre artistas e intelectuales cubanos sobre la renuncia de Fernando Pérez a la Presidencia de la Muestra Joven ICAIC, por la censura de esa institución al documental Despertar, de Ricardo Figueredo sobre Raudel de Escuadrón Patriota.


LA PARTICULA DE HIGGS

Por Fernando Pérez

Mientras científicos europeos proclamaban que estaban a un paso de descubrir la partícula de Higgs (ese mínimo eslabón perdido que nos permitirá, algún día, conocer el origen del universo), nosotros aquí en La Habana tratábamos de desentrañar los designios de esta Muestra que comienza. “Nosotros” éramos el Comité de Selección (compuesto por dos especialistas, una joven realizadora, un joven guionista y una joven crítico) y Marisol y yo como organizadores del evento.

La primera inquietud surgió cuando ya habíamos visto más de la mitad de las obras presentadas y nos enfrentábamos a numerosos documentales con temas bien investigados, clásicamente estructurados, adecuadamente documentados. Todo muy correcto, pero faltaba lo más importante: la audacia cinematográfica, el sentido del lenguaje, el espíritu del cine. ¿Sería ésta una Muestra artísticamente apagada en el género documental?

No tardamos mucho tiempo en atribuir la medianía de estos trabajos a una evidencia creciente y no a la falta de talento (porque se trata de obras bien resueltas). Es evidente que con la tecnología digital, la expresión fílmica se ha ampliado y muchos trabajos periodísticos que no encuentran su espacio en la prensa escrita o radial o televisiva, confluyen como meandros cinematográficos. Sin haber hecho una investigación rigurosa, apuesto porque varias de estas realizaciones tengan su origen en estudiantes de Comunicación Social, de ahí que en ellos se privilegie la inmediatez testimonial del reportaje y no la permanencia artística del genuino documental cinematográfico.

Más adelante pudimos ir avizorando otras características que podrían ser distintivas de esta oncena edición:

1) la presencia de un destacadísimo grupo de jóvenes directoras de fotografía con uno o más trabajos, en mi opinión, espléndidos (¡recuerdo que encontrar, en mi generación, una asistente de cámara femenina era ya una admirable rareza!);

2) vuelos de flecha muy sugestivos en varias propuestas de ficción que, finalmente, no impactaban en el blanco por distorsiones dramatúrgicas —múltiples finales, salidas de tono, desequilibrio dramático y, en reiterados casos, extravío actoral (no tanto por los actores como por la misma dramaturgia);

3) una sorprendentemente exigua (en comparación con años anteriores) muestra de obras de animación que, con ciertas excepciones, navegan por las protegidas aguas del diseño más tradicional.

La discusión se puso al rojo vivo cuando el Comité de Selección tuvo que dar su veredicto final enfrentado al eterno sendero que se bifurca: ¿hacer una Muestra selectiva o una Muestra inclusiva? Como defendí a capa y espada la segunda variante, me extiendo un poco más en este punto para explicarles mis argumentos a todos los que juzgarán la programación de este año.

Siempre he considerado que la Muestra no debe ser un molde al que se adapte la realidad: es la realidad (cambiante, sinuosa y creciente) la que determinará el perfil de cada edición. No necesariamente habrá que ser siempre selectivos o inclusivos: la vida dirá. De todas formas, mi instinto se inclinará siempre –como en otras esferas de la vida– hacia el sendero de la participación, porque vislumbro que para la mayoría de los jóvenes cineastas exhibir sus obras en las pantallas de este evento es un objetivo soñado y crucial. Y estoy convencido de que no es porque la Muestra sea la Meca de la consagración artística, sino porque es el espacio propicio (a falta de otros espacios) para discutir, analizar, confrontar la obra con un público idóneo. Además de que pueden ser discutidas activamente en la sección “Moviendo ideas”, en el Bisiesto y, lo más importante, en las salas de cine. Participar en estas confrontaciones durante el evento será siempre mucho más enriquecedor para cualquier joven cineasta que recibir una exclusión y ya.

Como esta vez no he tenido en cuenta las normas protocolares con que se escriben habitualmente las palabras de presentación, quiero seguir quebrando (o colgando) los hábitos y decirles que “El evangelio según Ramiro” de Juan Carlos Calahorra; “Cuerda al aire” y “Memoria del abuelo” de Marcel Beltrán; “Delirio” de Alejandro E. Alonso y Lázaro O. Lemus; “De agua dulce” de Damián Saínz y “Adentro” de Alejandro Fernández me impactaron (entre otras) por la riqueza de su lenguaje y lo inquietante de su mirada, así como me interesaron “La piscina” de Carlos Machado y “Pizza de jamón” de Carlos Melián por ser arriesgadísimas propuestas que surgieron con el apoyo de nuestra sección Haciendo Cine.

En las palabras del catálogo de la edición pasada, escribí que trataba de dirigir la Muestra como si fuera una película. Pero un evento no es una película en la que el director es el máximo autor y responsable. Una vez armada la programación del presente año, se iniciaron discusiones con instancias del ICAIC en las que me planteaban la no exhibición de uno de los documentales seleccionados. Considero que esa obra, como algunas otras, no está lograda artísticamente, pero justamente por eso resultaba interesante su inclusión para el debate. Al no poder demostrar en la práctica la coherencia inclusiva que he planteado para la Muestra, he tomado la decisión personal de no continuar al frente de la misma. Reitero: no es más que una decisión personal porque mi apoyo al evento como espacio de incuestionable valor para los jóvenes seguirá siendo el mismo.

Preguntado sobre el concepto de la verdad, un filósofo (de cuyo nombre no puedo acordarme) confirmó que existen tres verdades: la tuya, la mía y la Verdad. Estas ideas que aquí he escrito son sólo la verdad mía. A partir del martes 3 de abril, ustedes conformarán la suya, negando o confirmando mis impresiones personales o descubriendo otras. Y si algún día todos coincidimos en que encontramos la partícula de Higgs del audiovisual joven cubano, estoy convencido de que ese descubrimiento servirá para plantearnos nuevos y contrarios enfoques e interrogantes, porque el cine –como la vida— únicamente se genera y expresa y fructifica en la diversidad.

Publicado originalmente en la página de Muestra joven ICAIC.


OTRAS REFLEXIONES EN TORNO A LOS JÓVENES Y EL AUDIOVISUAL CUBANO

GUSTAVO ARCOS A PROPÓSITO DE “LA PARTÍCULA DE HIGGS”, DE FERNANDO PÉREZ
"Cuando Fernando Pérez, suscribe su texto y recuerda su posición como gestor de un proyecto inclusivo, que tanto ha tenido por años, que lidiar contra todo tipo de “fuerzas externas”, aquellos que aman el arte y el cine deberían estar de su lado, aunque por ello tengan que paralizar la Muestra. No importa aquí si el documental censurado ahora, es bueno, logrado o mediocre, lo que interesa es la posición común que deberían tener los creadores más jóvenes y también los que no lo son, para con esta actitud de censurar y prohibir. Si los ideólogos, o funcionarios del ICAIC, consideran que un documental puede provocar la caída de un sistema, una idea, o un proyecto de sociedad, entonces poco han conseguido a lo largo de 50 años. " -- Gustavo Arcos Fernandez- Britto

RÉPLICA DE PAVEL GIROUD A GUSTAVO ARCOS
"¿Qué quieres que digamos de lo de Fernando? Es una decisión personal de él y muy respetable, pero ahora bien, renunciar a algo no merece aplausos. Estoy seguro que sus razones tendría, pero son esas mismas razones las que vienen existiendo hace tiempo. La imposición de la censura se enfrenta de muchas maneras. Una, con maña. Dos, con timbales y tres, renunciando. Esto último es lo que ha venido pasando en Cuba en los últimos años, todo inconforme renuncia, incluso renuncia a su suelo y se va a hacer su vida por ahí. Decisión que también respeto, como toda decisión humana y quizá algún día yo la tome, porque algún día me cansaré.
Entonces, no nos digas a los que nos rompemos el lomo tratando de hacer cine en este país, enfrentando a los mismos especímenes censores de siempre y dejando de dormir pensando en que voy a filmar mañana; a los que aún tenemos ganas de crear en medio del caos en que se ha convertido este país, que somos apáticos. No puedo aceptártelo, amigo.
Y cuando digo cineastas, no digo directores, digo gente de cine. A los que nos duele, mucho más que a ti lo que ocurre. Porque si desaparece el cine en Cuba, quizá tú pierdas trabajo, mientras nosotros, perdemos la vida." -- Pavel Giroud Eirea

RESPUESTA DE GUSTAVO ARCOS A PAVEL GIROUD
"Percibo un hálito de frustración en ti, cuando refieres lo inútil que fue todo aquello. Yo pienso que no hay que sentir vergüenza alguna por esto pues eso es justamente lo que ese diabólico aparato de censura, conservadurismo y mezquindad, persigue. Amoldar el pensamiento, atontarnos, volvernos ineficaces como individuos, como artistas o creadores. Retirarse es dejar la silla vacía, para que la mediocridad la ocupe y eso es justamente lo que siento le ocurre a muchos en las últimas generaciones. Siento que están cansados antes de empezar, siento que aunque hay gente talentosa y con ideas valiosas, se apagan ante el primer descalabro o lo que es peor, abandonan. Y entonces no nos queda más que observar con pavor, ese largo y terrible éxodo que nos viene acompañando desde hace cinco décadas.
(...)
El cine solo es una forma de expresión, una manera de reinventar el mundo, en definitiva, una ilusión, maravillosa sí, pero (...). Prefiero entonces pensar que tú y yo, los otros, cineastas o no, vivan aun en esta pequeña isla o lejos de ella, nos inquieta algo mayor, que es el destino de este país y que cada día al despertarnos nos preguntamos: ¿Qué puedo hacer hoy para salvarlo?" -- Gustavo Arcos Fernandez- Britto

BARTLEBY A LA CUBANA por Juan Antonio García Borrero

“Al principio del Mundo, Olofin llamó a Odduá y le pidió que hiciera la vida. (...) pero se olvidó hacer la muerte. (...) La tierra se llenó de viejos que tenían miles de años y que seguían mandando de acuerdo con sus viejas leyes; los jóvenes tenían que obedecerlos y cargar con ellos, porque siempre habían sido así las cosas. Pero cada día, la carga se hacía más pesada”. (Citado por Paul A. Schroeder en Tomás Gutiérrez Alea. The Dialectics of a Filmaker. Routledge, 2002, p 151). -- Juan Antonio García Borrero.

Comentario de Enrique Pineda Barnet:

Queridos:
YO ME OPERÉ DEL ODIO. hace años, en un libro de iniciación incitaba a mi generación a un suicidio colectivo “porque lo mejor hubiera sido no haber nacido”, y luego rectifiqué con lo que “no pudo ser mejor”. Y así, durante tres siglos (el xix en una jícara mambisa de mi abuelo; el xx con todas mis pasiones que culminaron “subiendo a las montañas libremente”. El xxi se agotó de soñar y de caer) el aprendizaje de desprenderse, de prescindir, fue de lo agónico hasta la liviandad. Y me operé de la voz, y del corazón y de los ojos. Intenté Soplar como Dios y creo tener una mejor visión. Pero tomé una nueva decisión me operé del odio. ME OPERÉ DEL RENCOR, DE LA IRA, DE LA ROÑA, DE LA DECEPCIÓN. Y en ese torrente se van las frustraciones, porque uno puede ganarse el derecho a guardarse los sueños.
El derecho a respetar hasta las decisiones no compartidas, sin ser exactamente cómplices.No pertenezco ni a un partido de pelota, lo único que preservo es una esencia de Humanidad, de Patria, de Soñador, -hasta de cursi ¿y qué?-.
Si ya me sé, SABEMOS, de cuál “arriba” viene el aguacero, y que es inevitable, que sólo me quedan dos caminos: abrir “el paraguas” o abrir las compuertas para que arrase EL DILUVIO. Tengo que preservar lo escaso que me queda.
Enrique Pineda Barnet

Tres formas de interactuar en el audiovisual Por Reynaldo Lastres Labrada
"Otros jóvenes (los más) están tan centrados en su creación y realmente les da lo mismo este tipo de debates, (...) Creen que estamos sumidos en un estado de decadencia y exhiben opiniones radicales desde la perspectiva de un Cormac McCarthy, en tanto piensan que, efectivamente, este no es ya un país para viejos. (...) Entre el miedo, el oportunismo y la distancia consciente, esta generación se diluye y pierde así su representatividad. Se ha instaurado, como pensamiento mayoritario, la idea contraria a McCarthy en tanto este, en materia audiovisual y en muchas otras materias, no es país para jóvenes." -- Reynaldo Lastres Labrada

La necesidad de volver a “Mirar nos” Por Pedro Luis Rodríguez González
"Debemos luchar porla Muestra, por nosotros mismos y por los que vienen detrás y la batalla debe ser porque este espacio continúe, mantenga sus principios y tenga libertad de selección.
En el proceso de realización del documental Mirar nos, memorias de la 9na Muestra, pude constatar en muchos de mis entrevistados, solidez de pensamiento y de criterios artísticos. Es verdad que convive entre nosotros el aislamiento, la desmotivación, el individualismo y la falta de objetivos comunes, pero en un momento como éste unirse es la prioridad. No podemos permitirnos el silencio, ceder terreno." -- Pedro Luis Rodríguez González

¿La película de quién? Por Milena Almira, 
"Esto que ha pasado, más que una derrota, es una prueba. Prueba en la que hay que actuar con más inteligencia que nunca, porque no solo está en juego la permanencia de un evento, sino, creo, la apertura de la brecha que ha hecho posible el despertar de una generación hacia la verdadera conciencia de su momento histórico. Ahora solo resta comprobar si como dice el dicho, nos parecemos más a nuestro tiempo que a nuestros padres.
Si estuviéramos escribiendo un guión, esto que acontece podría considerarse como un gran punto de giro. (...) Habrá quien se quede dormido porque es demasiado complejo seguir las peripecias de la trama. Habrá quien ya pueda intuir el final. Y por supuesto, habremos los que, queriendo poner nuestro granito de arena, estaremos dispuestos a saltarnos la cuarta pared para intentar transformar el relato. En cualquier caso, todo guión, por muy enrevesado que se torne, tendrá siempre una escena necesaria. Y es esa la que está por escribirse ahora. Probablemente ocurra que muchos renieguen de la obra, diciendo simplemente: Esa no es mi película. Pero si no es nuestra, si no la escribimos nosotros. ¿Entonces quién?" -- Milena Almira

Leviatán Por Leandro de la Rosa Jiménez, 
"Ha sido fuerte. Ver a un hombre como Fernando en retirada es alarmante, debe ser muy grotesco el motivo. Y debemos estar a su lado en este momento. A mí también me preocupa la situación de la Muestra y todo el que ha estado en el quinto piso sabe que ese es un lugar sagrado. Hay trabajadores de la Muestra que no van a digerir la ausencia de Fernando y se va a desarticular ese abrigadero del cine joven. Yo no soportaría despedirme de la Muestra Joven, ni de Fernando, ni de Marisol, ni de nadie, las despedidas son sinónimo de derrota (...) es nuestro momento de decirlo todo. Nosotros(los jóvenes realizadores) debemos defender el seguir haciendo nuestro cine (...) La realidad no es la misma para todos, déjennos contar la nuestra. Siento que se ha leído demasiado a Thomas Hobbes y Hobbes sabe de qué hablo. No entiendo, y estoy a favor de unirnos para luchar por mantener este espacio de búsqueda y reflexión, y que nuestros padres y madres de la Muestra nos sigan guiando. Nadie cambia de familia así como así." -- Leandro de la Rosa Jiménez

Por el camino del cine joven Por Hannah Imbert Morell 
"Hacer audiovisuales en nuestro país hoy es una batalla que solo libramos por un amor inmenso e inexplicable por ese arte. Basta echar un vistazo a nuestro alrededor para percatarnos de la cantidad de creadores que casi semanalmente emigran hacia otros países con el sueño, al menos, de realizar sus carreras fuera de Cuba. (...) Pero sí nos da la medida del desencanto general, de la apatía y la desidia de una generación que representa el futuro audiovisual de la Isla.
¿De qué se cansan? Sería muy pretencioso hacer una lista de las cosas que nos frenan, molestan, colman. La mayoría de nosotros estamos cansados de participar en conversatorios, reuniones, congresos, donde las personas a cargo de la dirección nos escuchan y parecen razonar, de donde salimos contentos y optimistas, para luego caer y entender, que nuevamente, nada sucederá.
Yo soy del primer grupo, del que todavía está dispuesto a decir lo que piensa y tiene fe en que las cosas van a cambiar. De los que quieren participar activamente, que se nos tenga en cuenta para tomar las decisiones que luego definen nuestro futuro profesional y personal. De los que consideramos que es el adecuado para cambiar todo lo que debe ser cambiado. Como me niego a pensar que debo quedarme quieta, llamo a todos los jóvenes a luchar por esa muestra, a apoyar, desde los frentes que tengamos a mano por su existencia, por su continuidad. Y no solo debemos pelear por eso, sino porque las cosas que han hecho que Fernando Pérez deje la Muestra, cambien.
Quizá muchos piensen que es una guerra perdida de antemano, pero no por ello debemos dejar de echarla, hagámosle frente a lo que está mal hecho, al anquilosamiento, a las mentes cerradas. Créanme, tiene que valer la pena."
-- Hannah Imbert Morell

Todo por la Muestra (notas tardías sobre un suceso) Por Juan Carlos Calahorra

"En nuestro amado país, donde ya tan pocas cosas nos resultan honorables, atentar contra la Muestra, de la forma que sea, con dolor o sin él, es demasiado grave (...) Esta institución de la cultura, que tuvo ayer la fuerza moral para hacer frente a parametraciones y disoluciones, debería hoy, más que nunca, dar otra prueba de soberanía y madurez. Esta cinematografía y sus funcionarios, que tan pocos paradigmas vivos pueden tender como puente, deberían honrar más a nuestro Fernando, no por infalible, sino por limpio.
Nosotros, jóvenes realizadores, cubanos habituados a la omisión culpable, a la queja de temporada, a otra cosa mariposa, deberíamos estar de luto. Un luto también por nuestra cuota de ocio y tardanza. En lo que nos toca, no nos quedemos tranquilos nunca. No confiemos ni en estas ni en otras palabras. Pero desaprendamos a callar, (...) 
Por la Muestra, TODO." 
-- Juan Carlos Calahorra

tension lia

tension lia